El latigazo lumbar es una dolencia muy común. Hay que tener muy en cuenta que casi un 80 por ciento de la población padecerá en su espalda un latigazo lumbar en algún momento de su vida y la padecen de forma crónica uno de cada cuatro adultos, siendo la segunda causa de baja laboral.

El latigazo lumbar o lumbalgia, como leemos aquí, es un dolor agudo y localizado en la región lumbar causado, la mayoría de las veces, por un movimiento repentino del tronco, o por forzar la espalda al levantar un objeto o por pasar mucho tiempo en la misma postura. Aunque también es debido a accidentes o golpes. 

Es una enfermedad que causa mucho dolor y malestar en las personas que lo sufren y que muchas veces puede aparecer de repente, y aunque tiene un tratamiento definido, también puede prevenirse con adoptar unos sencillos hábitos. Pero si lo tienes en algún momento de tu vida, hay varias manera de cómo combatir un latigazo lumbar. Y aquí os vamos a dejar algunos de los más eficaces.

Consejos para combatir el latigazo lumbar

Aunque éste es un consejo muy manido, es el más importante de todos y es que vayas al médico cuando te ocurra esto y es que puede tener su causa en otras patologías, como infecciones, artrosis, lesiones discales, tumores, inflamaciones o patologías reumáticas. Además también existen dolores que se manifiestan como lumbalgias, pero tienen su origen en otro aparato que no tiene nada que ver con la columna vertebral. Debido a todo esto es vital ir al médico para ver si éste dolor es síntoma de otra enfermedad, o si por lo contrario tienes una lumbalgia crónica y que el médico te de la medicación necesaria para bajar la inflamación y eliminar el dolor. 

Aunque el tratamiento es lo mejor para eliminar el dolor, existe un remedio mucho mejor, y es el prevenir. ¿Nunca has escuchado el refrán “mejor prevenir que curar”? Pues es totalmente cierto, aunque es verdad que muchas veces no podemos prevenir un latigazo lumbar, siempre es aconsejable cuidarse para no tener uno en nuestro día a día.

Tanto para evitar su aparición como para recuperarse adecuadamente es muy importante cuidar esta zona. Por ejemplo, si tienes un trabajo en el que estás horas y horas sentado, lo ideal es adecuar la postura, para ello, hay que sentarse con la espalda totalmente apoyada en el respaldo y dónde las piernas y la cadera formen un ángulo recto, teniendo siempre la pantalla del ordenador a la altura de los ojos.

Presta atención a la postura

La postura al conducir, también es muy importante, lo ideal es que en el coche, agarra el volante con los brazos flexionados, pero nunca tensos. Y como antes hemos apuntado, la espalda tiene que estar apoyada en el respaldo, si la espalda no reposa totalmente sobre el respaldo, utiliza un cojín para apoyar los riñones.

Durante el día, si tienes que cargar con peso o agacharte a recoger algo, también hay que estar muy pendiente de la postura de la espalda. Siempre que tengas que coger una carga, hay que flexiona las piernas y agacharte con la espalda lo más recta posible.

En cuanto a la hora de dormir, opta por un somier firme y duerme siempre sobre la espalda, utilizando una almohada plana, que se adapte a la forma del cuello.

La importancia de hacer ejercicio

En cuanto a la actividad física, lo mejor que puedes hacer para prevenir cualquier dolencia en la espalda, y si ya la tienes te ayuda a disminuir el dolor, es la natación. La natación es el ejercicio más recomendado para todo tipo de lumbalgias, ya que se realiza en plano horizontal y en un medio líquido, lo que favorece los movimientos, pero además el cuerpo no está soportando el peso del cuerpo, lo que lo hace un deporte que cuida muchísimo de tus músculos y articulaciones.

Además el ejercicio de hacer flexiones también es muy recomendable hacer para prevenir estas dolencias, ya que fortalecen los músculos lumbares y no serán tan propensos a padecer dolores, eso sí, cerciórate de que estás haciendo las flexiones correctamente.        

Ah, y no te olvides nunca de mantenerte hidratado, parece una tontería, pero el disco intervertebral está formado en un 80 por ciento de agua, y una buena hidratación ayuda a mantener la columna en un buen estado. 

Pero, si tengo un latigazo lumbar, ¿qué debo hacer para combatirlo? Pues primero acatar todas las indicaciones que te ha dado tu médico, tomar las recomendaciones que te haya dado y tomarte la medicación que te han recetado. Pero sí es cierto que muchas veces con ésto no basta. Así que ¿cómo combatir un latigazo lumbar?

Pues algo que clama mucho el dolor es el calor local, ésto nos ayuda a calmar el dolor, ya que relaja los músculos, alivia las terminaciones nerviosas y activa el flujo sanguíneo. Nos puede ayudar mucho usar una manta eléctrica, bolsas de agua caliente incluso baños con chorros de agua caliente en la ducha. La aplicación de calor en la espalda es recomendable que se aplique de 20 a 30 minutos cada 2 horas. Aunque muchas veces es mejor empezar aplicando en un primera momento, frío sobre la zona lumbar, para que ayude a desinflamar. Pero tras unas horas, lo ideal es aplicar calor en la zona durante 2 o 3 días.

Cuando el dolor sea muy agudo y te impida continuar con tu actividad, lo mejor es tumbarse de lado, doblando una pierna y apoyándola sobre una almohada o una toalla doblada. Esta postura te ayudará mucho y te aliviará el dolor.

Valora nuestra guía y comparte nuestras opiniones

Rating: 5.0/5. From 1 vote.
Please wait...